Sobre Nosotras y Nosotros

El 27 de octubre de 2018 un conjunto de militantes jóvenes, de orígenes y recorridos distintos, ajenos a los partidos políticos tradicionales, decidimos fundar el Frente Patria Grande para intervenir en el proceso político en el marco de la crisis integral que atraviesa la Argentina, con el objetivo de proponer un proyecto de país a favor de las mayorías y la gente común. En ese sentido, nos unimos en torno a cinco puntos estratégicos:

I.- Enfrentar la debacle nacional generada por el ultimo gobierno neoliberal mediante la organización, la lucha y la solidaridad desde los espacios sociales que integramos, e impulsando el Frente de Todos por un gobierno que defienda los intereses de las mayorías.

II.- Defender la democracia frente a las élites privilegiadas que buscan la sustitución de la competencia política por el poder de jueces, medios, castas y grupos económicos, promoviendo una profunda reforma institucional que permita el acceso y control de la gente común a las decisiones ejecutivas, legislativas y judiciales a nivel local, provincial y nacional para erradicar toda forma de corrupción, nepotismo y abuso de poder, en la perspectiva de transformar nuestra democracia formal en una democracia real.

III- Reivindicar los procesos populares latinoamericanos del siglo XXI de manera crítica, propositiva e independiente de las estructuras políticas tradicionales, valorizando los múltiples aspectos positivos de los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner, y señalando lo que consideramos sus deficiencias y limitaciones.

IV.- Impulsar reformas sociales, económicas y políticas estructurales que permitan superar la situación de dependencia de nuestro país, promoviendo el desarrollo de las fuerzas productivas y la creatividad nacional en un contexto de integración latinoamericana y justicia social. En ese sentido, el FPG impulsará en forma prioritaria las demandas que emergen del pueblo organizado:

V.- Promover la unidad continental latinoamericana como única forma de inserción soberana en el marco de la globalización financiera, el enorme poder de los grupos económicos trasnacionales, y la consolidación de los grandes bloques internacionales. Reivindicamos en ese marco, el rol de los movimientos populares y del movimiento feminista en los procesos latinoamericanos de resistencia a la ofensiva neoliberal e imperialista.